¿Existe el futuro en el pasado?

Portada del libro cinco panes de cebada

¿Existe el futuro en el pasado?

Te gustará si…

  • tienes un nivel B1-B2
  • crees que vivir en un pueblo es lo mejor de lo mejor
  • te emocionan los personajes inocentes y sencillos

Cinco panes de cebada cuenta la historia de una chica que, nada más terminar sus estudios de Magisterio, empieza a trabajar como maestra en un pequeño pueblo del pirineo navarro, al norte de España.

Al principio se enfrenta con las distintas costumbres y formas de ser de la gente del pueblo, pero, poco a poco, va ganándose el respeto, la confianza y el cariño de la gente que lo habita. 

Es una historia sencilla sobre las relaciones que se establecen entre una profesora y sus alumnos; sobre los problemas que había antiguamente a la hora de escolarizar a los niños, que debían trabajar en el campo para ayudar a sus padres a sacar adelante la casa.

Y es también una historia de amor entre dos personajes muy parecidos. En el sentido de que ambos son personas idealistas cuya visión, en ocasiones, choca con la dura realidad de las circunstancias por las que debe pasar la gente que se dedica al campo.

El argumento es muy sencillo, no presenta ninguna dificultad y es totalmente lineal, comienza en septiembre de un curso escolar y termina en septiembre del curso siguiente.

El único aspecto que puede resultar difícil tiene que ver con el vocabulario porque, en muchas ocasiones, la autora utiliza palabras  cuyo uso se limita al ámbito agrícola o ganadero. Pero son términos que, aunque quizá no se pueden deducir fácilmente por el contexto, no impiden el avance en la lectura.

La forma de escribir de la autora es muy ágil y muy entretenida, así que su lectura resulta muy fluida. Además, enseguida sientes simpatía por el personaje principal protagonista ya que es una muchacha sin experiencia que suple sus carencias con mucha ilusión y con sincera preocupación hacia el bienestar de sus alumnos. Es un personaje entrañable, inocente y muy sincero.

La primera edición del libro es de 1981 y hoy en día sigue editándose y recomendándose en los institutos. Yo lo leí cuando era joven y a mí me encantó. He vuelto a leerlo ahora para hacer esta reseña y  conserva todo el encanto que recordaba, ¡lo leí en una tarde! Y me ha traído muy buenos recuerdos, así que os animo muchísimo leerlo y a disfrutarlo.

Y ahora vamos a ver un ejemplo de que el futuro también existe en el pasado y de cómo expresarlo en español gracias al condicional simple. ¿Crees que es extraño mezclar estos tiempos verbales? ¡Pues lo haces constantemente, aunque no te des cuenta!

Ejemplo práctico del condicional simple

Ejemplo del futuro en el pasado de Cinco panes de cebada.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *