El subjuntivo y el tiempo

Portada del libro El encaje roto

Antes de que…

Te gustará si…

  • tienes un nivel C1-C2
  • la ironía es tu punto fuerte
  • te atraen los retos

Esta antología recoge algunos relatos de Emilia Pardo Bazán. Esta escritora de finales del siglo XIX y principios del XX fue víctima de la intransigencia de su época, ya que  no se conformó con el papel que la historia parecía reservarle por su condición de mujer y, gracias a su tenacidad, llegó a ser la primera profesora universitaria de España. Su novela más conocida es Los pazos de Ulloa y en ella retrata el mundo rural gallego y la decadencia de la aristocracia. 

Algunos de estos relatos son bastante duros porque todos ellos giran alrededor de la violencia. En mi opinión, el más desagradable es el que se titula No lo invento, pero hay también muchas historias con desenlaces sorprendentes y divertidos, como en el caso del relato Feminista, ya que la autora tenía un sentido del humor muy fino y describe todo tipo de situaciones con mucha ironía

La mayoría de las historias tratan las relaciones de pareja: los celos, la rabia, la soledad, la incomunicación, la resignación… En el libro se percibe cómo cada protagonista decide enfrentar esa violencia que siente y ejerce o de la que es objeto. No siempre esta violencia es física y explícita. En realidad, en el último de los relatos, el que da nombre al libro, El encaje roto, el desencadenante del drama es una pequeña tontería, un detalle que provoca que la relación  empiece a agrietarse. Este relato me parece el mejor de todos porque revela cómo pequeños gestos pueden desvelar sensaciones muy profundas.

Esa temática unida a su forma precisa de escribir hace que este libro no sea una lectura fácil. Aunque las narraciones son muy breves (el libro tiene unas 250 páginas y recoge unos 35 relatos), ella era una persona muy culta y siempre utiliza el término exacto, así que es posible que haya muchísimas palabras que, si no tenéis un nivel alto de español, no conozcáis.

Es cierto que esto sucede en cualquier novela y cuando en un párrafo hay una palabra que ignoras, comprendes el resto porque entiendes el contexto. Sin embargo, si en un párrafo hay cinco o seis términos que desconoces, la lectura resulta demasiado difícil. También debéis saber que aparecen bastantes palabras gallegas que se explican en notas a pie de página.

En el ejemplo práctico, voy a explicar la estructura antes de que más subjuntivo para expresar que una acción sucede con anterioridad a otra. Ya sabéis que si os gusta, tenéis muchos más vídeos disponibles en mi canal de Youtube.

Ejemplo práctico de antes de que + subjuntivo

Ejemplo de 'antes de que'+ subjuntivo de la novela El encaje roto

2 comentarios en “
El subjuntivo y el tiempo”

  1. El realismo en la literatura… tanto Emilia Pardo Bazán como Gustavo Flaubert. Aquí está la primera oración en Madame Bovary: Nous étions à l’étude, quand le Proviseur entra, suivi d’un nouveau habillé en bourgeois et d’un garçon de classe qui portait un grand pupitre… Estamos en el centro del argumento inmediatamente. ¿No? No tiempo de sobra. Igual, algún dia pudiere disfrutar la prosa de Emilia.

  2. ¡Sí! Muy cierto, el realismo en la literatura… Hay grandes obras maestras dentro de esta corriente.
    Seguro que algún día podrás disfrutar de Emilia Pardo Bazán, vas por muy buen camino, Pierre. 😉
    De todas formas, yo disfruté con Flaubert en español, no es lo mismo, pero ¡menos da una piedra!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

  • Responsable: Como pez en el habla
  • Finalidad: Responder a los comentarios
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: No se comunicarán datos a terceros
  • Derechos: Acceso, rectificación o supresión, oposición, así como otros derechos
  • Más información: https://comopezenelhabla.com/politica-privacidad/